sheilavargasrojas@gmail.com

La feria gastronómica: ¿Es un buen negocio?

gocholate en feria gastronómica

En una oportunidad surgió la duda en una comunidad de emprendedores, qué aspectos ver para participar en una feria gastronómica. ¡Te daré los secretos!

Si yo estuviese en tu lugar, también estaría rascándome la cabeza acerca de si lanzarme o no. Y creéme que si se corren riesgos, pero no por no saber desmenuzar de qué se trata, no debes paralizarte.

Pues como sabes y te lo han dicho miles de veces…

El que no arriesga, ni gana ni pierde.

-Refrán popular-

Y en estos casos es tan literal, que mejor vamos a compartir contigo esos aspectos que consideraría para estar presente en este tipo de eventos.

Cómo evaluar si participar o no en una feria gastronómica.

Esta pregunta en realidad aplica para todas las personas que tengan un emprendimiento con un producto o servicio que ofrecer y deseen participar en una feria, rueda de negocios, exposición, verbena o como quiera que sea la forma que se llame el evento de esta naturaleza.

Cuando tenemos poca experiencia en el área del marketing y ventas directas se nos enreda un poco el papagayo y aunque no te daré soluciones mágicas, si quisiera terminaras con algo más de pistas.

Veamos como puedo iluminarte.

Lugar donde se efectuará el evento.

Hay que hacer una pequeña investigación aquí. Por lo general hay sitios que se prestan para estos eventos. Es decir, que la locación sea recurrente nos indica que probablemente haya funcionado antes. Por supuesto no es una garantía absoluta, pero algo tiene que ver. Adicionalmente debes tener idea del tipo de público que va y si es accesible o no para personas que no tengan vehículo propio. Esto puede ayudarte a estimar el volumen de gente que transitará.

En una feria gastronómica esto es crucial porque las preparaciones tienen una “caducidad” y se trata de vender lo que esté recién hecho. Así que de no manejar esta información, ¿Cómo estimarás cuántas porciones prepararás?

Facilidades brindadas a los expositores.

Se debe preguntar, además de la típica mesa -y en ocasiones no lo incluye- que más pueden brindarte los organizadores. Algunos pueden incluir algún tipo de publicidad básica para impulsarlo, además de instalaciones sanitarias asignadas por cada área.

También hay que indagar si los expositores deben aportar algo para concursos, o montos adicionales para permisologías, materiales de limpieza entre otros. Todo esto a tomarse en cuenta para incluirlo dentro de los costos de participación de los que te comento más adelante.

Conociendo al organizador (Productora).

Dentro de los aspectos a evaluar está la reputación de los organizadores del evento. ¿Por qué? Porque se han visto muchos casos en que personas que organizan ofrecen condiciones que nunca cumplen y esto perjudica mucho a quienes participan.

Como felizmente entre el cielo y el internet no hay nada oculto, pues “googlear” la empresa o el nombre de los promotores en las redes te dará información relevante de esto.

Siempre que quieras participar en eventos o relacionarte con personas, no sobra que los investigues en internet para verificar reputación y comentarios. Allí puedes hacer un balance de la información que consigas. Clic para tuitear

Saber de la “Competencia”.

Tomado de la mano del punto anterior, si el promotor es serio y organizado, apuntará a que el evento no se sature de las mismas propuestas. A menos de que sea algo temático (Como los reyes de la hamburguesa, degustación de la comida oriental, o todo sobre licor) se busca que haya variedad. Y sin embargo en estos ejemplos locos que nombré, también hay manera de que existan diferencias entre lo que se vende.

De tu parte queda empaparte de quiénes estarán allí, cuál es el nivel de precios de ellos, a qué público apuntan, entre otros aspectos.

Pueden sacarse ventajas de alianzas y creo que en estos tiempos tan turbulentos sobrevivirán aquellos emprendedores con real espíritu colaborativo y ética. Pues remando juntos, la fuerza es mayor. Al menos así lo pienso.

¿El costo total de la participación? ¿Qué es eso?

Cuando hablo de esto a muchos se les abren los ojos. Porque por lo general, siempre basan el “precio de feria” bajo el promedio del mercado, los costos de los productos (preparación e ingredientes) y listo.

Dejan por fuera la comida del personal que atiende (que aunque sea “elaborada en casa”  tiene un costo), el sueldo si tienes algún asistente, el traslado de las cosas (si lo haces por ti mismo, deberías considerar como si le pagaras a alguien más) y otras cosas que debes aportar fuera del alquiler del espacio o fee de participación.

También si debes dar muestras y premios para las redes sociales o para la animación del evento. Todo eso, siempre debe ser tomado en cuenta.

Posiblemente si estás comenzando en estas lides hasta te abrumé, pero mi intención es la contraria. Más bien quisiera vayas con pie de plomo. Así, irás sencillamente preparado para triunfar en una feria gastronómica.

 

Un ejemplo: Reseña de la feria gastronómica dentro de la Tertulia de “Emprendedoras Digitales de Venezuela”.

Como te comentaba, realmente lo ideal es que hagas lazos y alianzas. Y que las personas vean que tus productos son tan buenos como las fotos que publicas en las redes. ¡Y hasta mejores!

Por apoyar a este tipo de iniciativas, la comunidad de la que soy miembro fundadora las Emprendedoras Digitales de Venezuela, en la persona de la Community Builder Aura Brito invitó a emprendedores gastronómicos en el marco de la presentación de los resultados de este grupo de mujeres increíbles.

Así vimos propuestas extraordinarias, de gran nivel. En esta mini feria gastronómica, habían sabores y presentaciones que consintieron el paladar de los asistentes de la Tertulia.

Parte de las mujeres de la comunidad en el evento

En la fotos (cortesía de @mgonzalez27) verás a solo tres expositores emblemáticos, aunque quisiera mostrarlos todos. Y esto, solo fue un ensayo, puesto que en el próximo año 2020 está contemplado que se organice un evento sin precedentes para que todos los esfuerzos que se están realizando en el área sean conocidos y difundidos.

Traigo esta experiencia a colación porque escuchamos de los mismos expositores que aunque fue reducido el espacio, fluyó y los detalles fueron cubiertos en todo sentido.

Mostraron su trabajo,se conocieron entre ellos y seguro pronto lo reseñaré en la sección de Emprendimientos Luminosos, pues derrochan creatividad y clase en lo que elaboran: Chocoregálalo, JotaKa Arte Culinario y Frutiencantos

Espero te hayan gustado estos tips para evaluar aspectos de participación en una feria gastronómica. Si deseas una atención más específica, no dudes en escribirme para programar tu sesión de mentoría al respecto.

Foto de cabecera: @gocholate en feria del chocolate y el cacao. Foto @Misiashefoto

2 comentarios

  1. Mónica del Pilar Ramos Torres dice:

    Todos los tips excelentes! Considero que el mayor riesgo es que los organizadores si la condición es el alquiler del stand no les interesa tener 100 ventas de ponquesitos lo que hace la tarea de la venta aún más titánica.

    Para mi el trabajó en una feria es agotador! Hay “emprendedores” que las disfrutan y viven de ellas.

    • Si es cierto. Pudiéramos agregar que hay que estar en unas condiciones físicas y psicológicas óptimas para la masa de gente, las preguntas, cuidar los detalles y además estar siempre sonriente.¡Nada fácil mi estimada! Pero de cuando en cuando hay hacer esos esfuerzos.
      Gracias por pasar por aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: