sheilavargasrojas@gmail.com

Un panqué esponjoso: Proceso impecable

secretos para panqué esponjoso

Cuando pruebo un panqué esponjoso sé que quien lo hizo siguió un proceso impecable y correcto. Hacer cosas simples tiene su maestría también. ¡Te cuento!

Yo no soy para nada aplicada en la repostería. Me cuesta mucho seguir la exactitud y rigor de las medidas, de los procedimientos.

Tal vez por eso valoro aún más cuando los postres están bien realizados. Y lograr el punto justo de una torta, una galleta y hasta un flan o gelatina tiene un misterio… que aún no sé.

Sin embargo, podemos revisar lo que he aprendido y observado. Justo hoy, día del panqué 11 de noviembre… Es un chiste interno y viene de una anécdota, al final del post la comparto.

Secretos para lograr el panqué esponjoso de la abuela.

Lo titulo así porque por lo general son nuestras abuelas querendonas las que hacen ese postre que deliramos o que llevamos en los recuerdos. En el tema de la torta no es mi caso, pero como he tenido mucho tiempo trabajando con cocineros pues algo he aprendido.

Vamos a ver las similitudes entre un buen procedimiento y hacer un panqué esponjoso que impresione a todos tus clientes.

1. Selecciona los mejores ingredientes.

Y me vas a decir, ¿Vamos a irnos a las cosas tan básicas? Pues si, a lo básico, básico. Huevos frescos, grasa adecuada (mantequilla lo óptimo, pero si no margarina preferiblemente sin sal) , leche en su punto y azúcar en su justa medida es lo que producen resultados increíbles.

Cada detalle es importante. Y si alguno de ellos falla, no podrás controlar adecuadamente lo que de allí salga. Si vamos un poco más atrás, pues también debes saber que los proveedores tienen su importancia cuando te dedicas a esto. Si alguien tiene un ingrediente que es vital para las preparaciones que haces, busca que tenga una alianza y una relación profunda contigo.

El beneficio de tener un proveedor de confianza que te diga y destine sus productos estrella para ti no tiene precio. ¡Y un buen socio ni se diga!

2. Haz el mise-en-place en orden y siente la diversión.

Por Mise-en-place entendemos la manera en que se comienzan a disponer todos los ingredientes y preparaciones en su lugar para realizar en ellos la magia de cocinarlos. Viene de Francia, la meca de la cultura de cocina moderna.

Para esto, método de Napoleón Bonaparte:

Despacio que voy de prisa.

Hacer las cosas de manera rápida o tosca implicaría o producir un desperdicio elevado (dañar los ingredientes o subutilizarlos) o duplicación del trabajo. (Verificar si mediste bien, o al final creer que tenías los ingredientes completos y no).

3. Los secretos del panqué esponjoso, lo que estabas esperando leer.

Yo soy una de las que SI da las recetas. Y más ahora que en internet se consigue casi de todo. El secreto de un panqué esponjoso es generar el aire, de manera literal. Para ello hay unos tips a seguir.

Así que veamos y sigamos los procesos, con la mejor técnica.

  • Cremar la parte grasa (mantequilla / margarina) batiendo con alta velocidad junto al azúcar. Esto va a aclarar de color y en esto puedes tardar de 15 a 30 minutos cuando prácticamente desaparecen los cristales del azúcar… Por allí está el punto. ¿Y qué es esto? Pues la unión de dos energías diferentes. Tú eres una cosa y lo que quieres hacer otra. Así que debes volverlo uno solo. Apropiarse de lo que haces, es la conjunción de pasión, amor y enfoque. Solo así llegas a los resultados.
  • Incorporar los huevos uno por uno, pero no enteros. Solo el amarillo. No sé si sabes que las claras de los huevos deben batirse a punto de nieve y es lo último que se le agrega a la mezcla. De esto rescato la paciencia, porque debes separarlos y porque agregas cada yema separadamente. También la exactitud, porque lo bates por dos minutos a muy baja velocidad.
  • Cernir la harina, para hacer que caiga en la preparación de manera liviana. Antes se comenzó a hacer para liberar la harina de algún residuo de las espigas o alguna impureza por su almacenamiento. Pero ya está comprobado que haciendo esto (que no es más que pasar la harina por un colador no tan tupido), haces más ligero el polvo y más homogéneo. Esta harina ya debe tener incorporado el leudante, bicarbonato o polvo de hornear como también se le dice. Decantar qué es lo importante de tu rutina y que no basado en la autoobservación te hará avanzar en tu día a día. Te rendirá más el tiempo y la pasarás mejor.
  • Las claras de huevo, al final. Como te lo dije arriba, ya batidas a punto de nieve. Esto lo mezclas de manera envolvente con todo lo anterior. Ya deberás tener el molde antiadherente o engrasado y el horno caliente. Porque después de mezclar (que no batir) esto iría al molde y al horno. Observa, huele, disfruta todo lo que has hecho. Verás que la mezcla tiene un lindo color y comenzarán a aparecer burbujitas que te anuncian que el proceso de crecimiento dentro del horno va a ser un éxito total.

Esto te dará un panqué esponjoso sin igual… Algo que cuando la gente lo pruebe, delirará de la locura. Espero cuando tengas esos resultados te acuerdes de mi y la capacidad de observación que he tenido para compilar estos secretos.

Una linda anécdota.

Te cuento de una vez por qué hoy es día del panqué. Aquí en Venezuela hay una marca de panqués, tortas y ponquecitos llamada once-once. Está representada por un niño feliz, con una gorra. Es legendaria y tiene más de 50 años, con sus productos en la lonchera de los niños.

Por lo tanto la fecha de 11 de noviembre se podría traducir en esa marca. Una jefa que tuve, brillante y excelente persona me contó que un jefe de ella le escribió un correo a todo el departamento en esa fecha con el título “feliz día del panqué”.

Por supuesto que nadie lo entendía en las primeras de cambio. Luego en el almuerzo cuando lo explicó, a todo el mundo marcó el “chiste  malo”, pero como ves, inolvidable.

A veces tenemos una rara manera de influir en nuestros compañeros de trabajo. Pero esos detalles también sirven para muchas otras cosas.

Hoy, como casi todos los años le escribí a la que hoy es mi amiga feliz día del panqué.

Se vale compartir hoy un panqué esponjoso en la merienda . Y si es hecho por ti, muchísimo mejor.

En mis redes sociales SheEmprende procuraré reseñar toda la semana lo que tiene que ver con nuestro hacer y procesos para un resultado excelente.

También en mi canal de telegram: #FelizDíaDelPanqué. Además si te suscribes a mi blog, ¡te doy la receta completa con puntos y comas!

Foto de cabecera cortesía de: Alisa Anton

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: