sheilavargasrojas@gmail.com

Películas con sabor y sazón: Inspirarse para crear

películas con sabor

Yo amo las imágenes. Por eso las películas con sabor, son aquellas cuyos aromas puedo percibir más allá de una escena. Aquí hablaré de algunas que he visto.

En días pasados, me dediqué a ver películas con mi hija porque compartir tiempo de calidad con ellos es muy importante. Casualmente comenzaron a pasar una que en español se ha traducido como “Un viaje de 10 metros” . Se me quedó mirando y como sabe que me gustan y que me dedico a comunicar sobre esto, la dejamos aún cuando confieso que ya casi me la he aprendido: Al menos seis oportunidades -que recuerde- me ha hipnotizado.

Más algunas otras las he visto mucho más. Y que bueno que me di el chance de hacerlo, pues me enfoqué en aprendizajes y frases específicas para sacarle el jugo, Tuve por así decirlo, ¡Un buen provecho!

La cocina francesa gana con un humilde cocinero de la india.

El título es el apretado resumen de lo que sucedió en la película que menciono anteriormente. Llamada en inglés “a hundred foot journey” -que aunque no es la conversión exacta, es lo que pegaba más- , vemos la evolución de un cocinero autodidacta, pero con una gran herencia gastronómica de su mamá y su familia.

 

un viaje de 100 metros

Créditos de imagen: Mantas Hesthaven en Unsplash

Sus deseos de aprender son incansables y por eso, se empeña en ser probado por la afamada dueña de un restaurante que queda enfrente… Su competencia y enemiga.

 

Sin duda el joven Hassan tiene un talento increíble. Tan es así que empieza a ser conocido y laureado en los círculos de la cocina francesa. Casi se detiene mi corazón al escuchar esta frase:

Para ser un experto en los cinco básicos no sirve en los libros: Debes hallarlas en tu corazón y vaciarlas en las ollas. He allí el secreto.

Cuando hablan de los cinco básicos se refieren a las salsas que según la cocina tradicional francesa, todo cocinero debe aprender: Bechamel, holandesa, española, mayonesa y velouté.

Aprendes entonces que pase lo que pase contigo, tus orígenes te marcan. Son importantes y debes honrarlos. Filosóficamente hablando, jamás olvidar de dónde vienes. Más allá de las cruzadas historias de amor, es una de las películas con sabor que más disfruto.

Realismo mágico en la cocina, con acento mexicano.

Esta sí difícilmente pueda contar cuantas veces la he visto. Como la anterior, “Como agua para chocolate” es una tremenda película, cuyas preparaciones se muestran como protagonistas, más no es lo principal… O lo único.

Es acerca de una historia de amor imposible. Y creo, según lo muestran allí, que si esos temas no están del todo resueltos, pues los resultados de las recetas pudieran ser un poco torcidos.

cocinando con sheemprende

Cuando me enteré que fue en un principio libro, o mejor dicho una novela por entregas semanales editado como libro, lo quise tener. Para mi sorpresa tiene con detalle las recetas y las preparaciones, pero en la película no lo muestra así.

Puesta en escena por el entonces esposo de la autora Laura Esquivel, Alfonso Arau, tiene todos los elementos de un teleculebrón mexicano de época: Drama, suspenso, amor, humor… En fin.

La película no se consigue completa en internet, pero si pueden verse las escenas editadas que no formaron parte de la versión final de ella.

Si adoras la cocina mexicana, verás sus orígenes… Cómo se preparaban las cosas originalmente en los ranchos de los hacendados. Además de entretenida, es un texto al que recurro con frecuencia. Con esto he logrado este tono de poder describir preparaciones deliciosas y hacer ejemplos.

Rivalidades y amor detrás de un restaurante de lujo.

Confieso que la primera vez que vi “Sin reservas” no entendía mucho de los procesos y la presión de los cocineros en un restaurante de lujo. Tampoco los términos ni lo que hacían en sí.

En algún momento leí que fueron asesorados por cocineros profesionales para simular los movimientos típicos de personas que se dedican a esta profesión tan exigente.

películas con sabor sin reservas

Photo de Cloris Ying en Unsplash

El objetivo es que se viese lo más natural y exacto posible. Tal vez sea un poco exagerado el comportamiento de Kate (personaje que cobra vida gracias al histrionismo de Catherine Zeta-Jones), pero en realidad los cocineros son a veces un tanto neuróticos y exigentes.

Posiblemente es producto de su profesión. Su norte es crear lo perfecto en sabor, textura y complacer exigentes paladares.

Mi experiencia me llevó a estar muy de cerca de la alta cocina y al ver la película ahora entiendo todo y cada una de las cosas que suceden. Evolucioné tan solo de ver a grandes hombres y mujeres con sus delantales impecables y su entrega absoluta.

Podría hablar de unas cuantas películas más, pero prefiero dejarlo para mi sección dominical de linkedin #LigerezasGastronómicas. Seguro allí me dará por hablar del impacto que hizo en mi Ratatoille… ¡Esa si es de las mejores películas con sabor!

Cuéntame si ves este tipo de películas para inspirarte o al menos para que se te olvide tu stress del día a día. Me encantaría saberlo… Así no me sentiré extraterrestre en este mundo.

 

4 comentarios

  1. Yeli Verde dice:

    Vos sos extraterrestre ya querida. Enhorabuena.

  2. A mí siempre me ha gustado la cocina y el Cine y la TV son Casi mi vicio. He visto varias Películas de cocina entre ellas “El Chef”, “Sin Reservas”,. “Como agua para Chocolate” “un viaje se 10 metros”.
    Sin duda todas me han dejado un mensaje o me han hecho ver algo particular. Pero sin duda alguna la Película Gastronómica que de algún forma caló más en mi vida es “Ratatouille”, está me mostró que independientemente de quien seamos si tenemos el talento Podemos cumplir nuestros sueños más locos y que un simple bocado te puede hacer rememorar los momentos memorables en tu vida

    • Es correcto Mónica. En efecto, consideré que para hablar de mi querido Remi, necesitaba un post aparte. Tan frenética salí de esa peli, que me compré el peluche (Y era una mujer grande ojo). Gracias por traerla a colación… Prometo desarrollar un conversatorio de eso. ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: